Business Intelligence: El camino del dato a la sabiduría

A nuestro alrededor flotan los datos: los generamos, los consumimos, los ordenamos, los almacenamos, intentamos borrarlos… Incluso aunque no los veamos, una nube de datos, de todo tipo, nos envuelve.

old_database
Imagen de shindoverse (flikr.com)

Pero, por otra parte, el dato, por sí mismo, no nos explica nada de lo que nos rodea. Cuando alguien nos dice que argumentemos sobre hechos objetivos, cuando nos dicen “quiero datos”, en realidad lo que nos piden es “dame información, dame conocimiento”. ¿Pero cómo pasamos del dato al conocimiento?

Hay un modelo muy interesante a este respecto, que en inglés se denomina DIKW y que muestra la relación entre Dato,  Información,  Conocimiento  y Sabiduría. En este enlace, su autor explica fenomenal esta pirámide jerárquica. Vamos a poner un ejemplo para ilustrar este modelo,  y así ver claramente cómo se va pasando de una etapa a otra dentro de esta pirámide:

  • Dato – Pongamos que nuestro sistema de información ofrece un dato: “doce pacientes ingresados”. Vemos que es un elemento unitario, un ladrillo que construirá nuestro conocimiento. Si nos preguntaran si hay que ampliar recursos o disminuirlos, y que tomáramos una decisión al respecto, tendríamos que decir que nos falta información.
  • Información – Para generar información es necesario contextualizar, tomar el dato y agregarlo, ponerlo en relación quizás con otros elementos, con otros datos. Por ejemplo, si cruzamos éste con otro (por ejemplo, que la planta tiene treinta camas), tendríamos una información algo más relevante: 40% de ocupación en planta. Que a su vez podemos cruzar con el dato del mes en el que se toma el dato, por ejemplo, agosto. Ya tenemos información: podemos mostrar un grado de ocupación en un momento temporal. Aun así, ¿es relevante? ¿es algo puntual?
  • Conocimiento – El conocimiento es un paso más elevado en esta escala propuesta por el modelo DIKW y surge del cruce de la información con la experiencia. El conocimiento podría revelar una pauta, por ejemplo, dando aún más sentido a la información. “En agosto la ocupación es del 40% en esta planta. Por la experiencia acumulada que tenemos eso refleja la tendencia normal”. Es decir, el conocimiento ofrece algo más allá de la información, nos puede dar la idea de la importancia que tiene ese dato, de esa información. Da cuenta de la relevancia de la información, entre otras cosas. Y la experiencia, por otra parte, se va nutriendo de un histórico de datos e informaciones.
  • Sabiduría – Podemos entenderla como lo que surge al cruzar el conocimiento y la optimización que puede aplicarse al conocerla. Además, la sabiduría muchas veces implica una acción. Por ejemplo, un gestor puede aplicar toda su sabiduría si observa tendencias, analiza y resuelve que debido a la habitual baja ocupación de la planta en agosto, puede ser interesante realizar ajustes que permitan trasladar ciertos recursos a otras plantas que se saturan en el mismo periodo.

Como es lógico, cualquiera que gestione o dirija un negocio (sea del tipo que sea), estará interesado en contar con datos, información y conocimiento con los que tomar las mejores y –a ser posible- las  más sabias decisiones. Y precisamente éste es el ámbito del Business Intelligence (en su término inglés, BI de forma abreviada).

Si buscamos en wikipedia una definición de BI, veremos que es en realidad un conjunto de teorías, metodologías, arquitecturas y tecnologías que permiten transformar los datos en información significativa y útil para nuestro negocio.

Es decir, los proyectos de Business Intelligence trasladan los sistemas de información a un nuevo nivel, estableciendo en realidad sistemas del conocimiento para que se puedan tomar las mejores decisiones, y con garantías de tener en la mano el conocimiento suficiente.

Ahora bien, ¿cómo se consigue establecer un BI? ¿En qué se basa? ¿Qué implica? ¿Merecen la pena? ¿No basta un herramienta ERP? ¿Cuáles son sus costes? ¿Cuáles son sus desafíos? ¿Qué son los Datawarehouse, Datamart, Dashboard, ETL y demás términos que se asocian a este ámbito? La verdad es que el campo del Business Intelligence es muy amplio, de actualidad y con mucha proyección. Así que le dedicaremos otras entradas para ir conociendo un poco más sus entresijos.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *